¿Qué es un Plan de Previsión Asegurado?

En el artículo anterior hablamos sobre las Entidades de Previsión Social Voluntaria, y lo que estas pueden ofrecer a sus socios. En la entrada de hoy, conoceremos los Planes de Previsión Asegurados, las diferencias que estas tienen respecto a las EPSV y las ventajas que pueden ofrecer.

¿Qué es un Plan de Previsión Asegurado?

En los últimos años, la tendencia demográfica de los países más desarrollados varía. Año a año la esperanza de vida aumenta y la natalidad disminuye, esto trae como consecuencia la disminución de la incorporación de personas al mundo laboral. Es decir, mientras el número de personas de edad avanzada aumenta, la cantidad de personas activas laboralmente decrece. Esto traerá una consecuencia evidente e irremediable: No habrá suficientes pensiones públicas para mantener a tantos pensionistas.

Por este motivo, la solución por la que optan cada vez más personas es la de complementar esa pensión pública contratando un seguro de ahorro. En el artículo de hoy analizaremos los Planes de Previsión Asegurados. Estos seguros de vida-ahorro nos ofrecen acumular capital para complementar la pensión pública en el momento de la jubilación.

Los PPA son habitualmente comparados a los planes de pensiones, dado que cuentan con unas características muy similares. Una de las diferencias principales entre ambos planes consiste en la gestión de los planes de pensiones por parte de los fondos de pensiones, mientras que los Planes de Previsión Asegurados forman parte de una póliza de seguros.

Además de esto, los Planes de Previsión Asegurados garantizan el 100% del capital más una rentabilidad. Al ser seguros de vida, en caso del fallecimiento del asegurado, los beneficiarios podrán recibir el saldo acumulado además de un capital adicional.

¿Cuándo se puede cobrar un PPA?

Los Planes de Previsión Asegurados, son seguros de ahorro interesantes tanto para personas cercanas a la jubilación como para personas que acaben de comenzar su vida laboral. Los primeros suelen buscar complementar sus pensiones públicas con el capital que puedan acumular hasta su jubilación. En el caso de las personas que comienzan su actividad laboral, realizando aportaciones periódicas mes a mes pueden conseguir complementar la pensión pública que obtengan.

La principal razón por la que se percibe el capital de una PPA es la jubilación, aunque circunstancias como el fallecimiento, la invalidez o la dependencia también están contempladas. Gracias a incluir estas tres últimas contingencias, se garantiza la seguridad económica de los familiares del asegurado en caso de fallecimiento, o la obtención de una renta que compense los gastos en caso de invalidez o dependencia.

Además de esto, se contemplan también un paro de larga duración, una enfermedad grave (del propio partícipe, de su cónyuge, de familiares de primer grado o de personas en régimen tutelar) o estar en una situación de desahucio como contingencias añadidas por las que poder tener acceso a estos ahorros. 

Adicionalmente, a partir del 1 de enero de 2015 se aprobó la posibilidad de rescatar las aportaciones con una antigüedad mínima de 10 años. Estos rescates entrarán desde el 1 de enero de 2025.

¿Qué ventajas tiene una PPA?

  1. Contar con un Plan de Previsión Asegurado, reducir de la base imponible de la declaración de la renta de las personas físicas (IRPF) por el capital que es invertido hasta un máximo de 5.00 € al año (capital máximo en el país vasco). Lo cual traerá un ahorro considerable en la declaración de la renta, consiguiendo una disminución muy considerable en los impuestos a pagar.
  1. Estos planes de ahorro están garantizados. Esto garantiza que el cobro del mismo no dependerá de la fluctuación de los mercados financieros o de los tipos de interés. A diferencia de otros muchos planes de pensiones, que no pueden garantizarlo.
  1. Este capital no estará sujeto al IRPF hasta el momento en el que se empiece a recibir la prestación. A la hora de percibir las prestaciones las retenciones correspondientes serán integradas en la base imponible del año en que sean cobradas.
  1. Como ya hemos visto, es posible cobrar las PPAs además de en las contingencias comunes: Jubilación, fallecimiento, invalidez o dependencia, en caso de desempleos de larga duración, enfermedades graves o desahucio.
  1. En caso de necesitarlo, los PPA ofrecen la posibilidad de traspasar el capital acumulado a otro plan de pensiones o PPA. Esto podrá hacerse independientemente de si quiere hacerse de manera total o parcial.
  1. El capital ahorrado podrá retirarse de una sola vez, en forma de renta (en pagos periódicos o mensuales) o de forma mixta.

Conclusión ¿Por qué contratar un Plan de Previsión Asegurado?

Viendo la situación demográfica a la que nos tendremos que enfrentar en los próximos años, parece que el contrato de seguros de ahorro será indispensable para la gran mayoría de los trabajadores. Como hemos visto en el artículo de hoy, los Planes de Previsión Asegurados son una opción muy interesante dentro de los seguros de vida-ahorro. En el próximo artículo conoceremos también los seguros de ahorro PIA (Plan de Ahorro Sistemático), las posibilidades que nos ofrecen y sus ventajas.

En caso de estar interesado en contratar un seguro de ahorro, desde Berribide Correduría de Seguros, recomendamos recurrir a un asesoramiento profesional para aclarar cualquier duda y establecer la pauta de ahorro que mejor se adapte a tu situación futura y actual.

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés, si tienes cualquier duda al respecto, no dudes en contactar con nosotros, en Berribide Correduría de seguros estaremos encantados de atenderte y resolver todas tus dudas sobre los seguros de ahorro. 

¡Te esperamos en el próximo artículo!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.