Seguros de ahorro PIAS

¿Qué son los Seguros de Ahorro PIAS?

¿Qué son los PIAS?

En los dos últimos artículos de este blog hablamos sobre los seguros de ahorro EPSV y PPA. La entrada de hoy es la última de esta serie sobre seguros de vida-ahorro. Hoy hablaremos sobre los PIAS o Planes Individuales de Ahorro Sistemático. Al igual que las Entidades de Previsión Social Voluntarias y los Planes de Previsión Asegurados, los Planes Individuales de Ahorro, ofrecen la posibilidad de crear un capital del que poder disfrutar después de la jubilación. En este artículo veremos cuál es la diferencia principal entre los PIAS y el resto de planes de ahorro.

Seguro de ahorro individual

¿Cuándo se puede cobrar un seguro de ahorro individual?

A diferencia de los planes de pensiones o de los EPSV, los PIAS se pueden rescatar en el momento que sea necesario, ya que son productos líquidos. La posibilidad de recuperar en cualquier momento el capital acumulado que ofrecen los seguros de ahorro individuales, los convierten en un producto mucho más flexible que otros seguros de ahorro para la jubilación.

Se podrá disponer total o parcialmente de los ahorros acumulados en un PIAS una vez haya transcurrido un año tras realizar la primera aportación. Por lo que, este plan de ahorro permite a los beneficiarios rescatar el importe que necesiten en cualquier momento, y seguir manteniendo el plan de ahorro.

De esta manera, los PIAS están destinados a cualquier persona que quiera ahorrar para su futuro sin tener que renunciar a su liquidez actual. Es decir, a diferencia de otros seguros de ahorro que no permiten que se retire el capital acumulado hasta la jubilación o en caso de otras contingencias, los PIAS facilitan poder disponer de ese dinero cuando se necesite.

Seguro de ahorro

¿Qué diferencias hay entre un PIAS y otros seguros de ahorro?

  1. Como ya hemos comentado, en un PIAS el capital puede ser rescatado en cualquier momento de forma total o parcial. Sin tener que esperar a la jubilación o alguna de las otras contingencias que suelen abarcar los seguros de ahorro (como fallecimiento, enfermedad grave, invalidez, incapacidad o desempleo de larga duración).
  2. Son compatibles con otros planes de pensiones.
  3. Ventaja fiscal. Los Planes de ahorro individuales sistemáticos permiten dejar de pagar hasta un 92% de los impuestos de la declaración sobre la renta (IRPF). Sin embargo, para ello, será necesario que hayan transcurrido 5 años desde la primera inversión y tendrá que rescatarse el dinero en forma de renta. Es decir, si se opta por un rescate en forma de capital, se aplicarán las mismas condiciones tributarias que en cualquier otro depósito. En caso de recuperar el dinero como renta después de 5 años desde la aportación inicial, dependiendo de tu edad este será el porcentaje que pagarás por el dinero que recuperes:
    • Más de 70 años: 8%.
    • 66 a 69 años: 20%.
    • 60 a 65 años: 24%.
    • 50 a 59 años: 28%.
    • 40 a 49 años: 35%.
    • Menos de 40 años 40%.
  4. En caso de retirar todo el capital ahorrado en el plan de ahorro PIAS, se pagarán impuestos únicamente por la parte que se obtiene de beneficios y no por el total del capital ahorrado.
  5. En el momento de realizar las aportaciones los PIAS, a diferencia de las EPSV y de los Planes de pensiones/PPA, no dan derecho a reducciones en la base imponible del IRPF.
  6. La aportación máxima anual de los PIAS es de 8.000 €, y el total aportado durante la vida del PIAS no será en ningún caso superior a los 240.000 €.
  7. Las aportaciones serán periódicas desde un mínimo de 60 € al mes. La modalidad de pago y el importe de la aportación periódica se adaptarán a lo que mejor se ajuste a las necesidades de cada beneficiario. Así mismo, el importe de la aportación periódica podrá modificarse en cualquier momento, y se podrán realizar aportaciones extraordinarias siempre que se quiera.

Conclusión, ¿Por qué contratar un Plan Individual de Ahorro Sistemático?

Analizando la tendencia demográfica actual (aumento de las personas de edad avanzada y disminución de los nacimientos), como vimos en el artículo anterior, cada vez más personas buscan complementar sus pensiones públicas con seguros de ahorro. De esta manera, se permite acumular cierto capital cada mes, para poder seguir manteniendo su nivel de vida actual al finalizar su vida laboral.

Planes individuales de ahorro sistemáticos

Con este tercer artículo, hemos analizado los tres tipos de seguro de ahorro-vida a los que se puede optar, sus características, ventajas y desventajas. Por lo que si estás buscando un plan de ahorro para tu futuro, ya conoces las opciones de las que dispones. Sin embargo, contratar un plan de ahorro no es una decisión fácil, y desde Berribide Correduría de Seguros te recomendamos que te pongas en manos de un asesor fiscal o corredor de seguros, que pueda realizar un estudio personalizado de tu situación, y te asesore sobre la mejor opción para ti.

Esperamos que estos artículos hayan sido útiles, y si tienes cualquier duda sobre los seguros de ahorro, no dudes en contactar con nosotros.

¡Te esperamos en el próximo artículo!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.