Qué es un siniestro total o pérdida total del vehículo - Berribide Correduría de Seguros

Qué es un siniestro total o pérdida total del vehículo

La pérdida o siniestro total de un vehículo supone el peor diagnóstico para nuestro medio de transporte. Es por eso que un seguro con cobertura de este tipo de siniestro resulta realmente valioso. Hoy te enseñamos en qué consisten los siniestros totales y qué puedes hacer en caso de sufrir uno.

Antes de ahondar en el concepto de siniestro total, conviene tener en cuenta una serie de definiciones que determinarán en gran medida si nuestro vehículo cumple dicha condición. Además, te ayudarán a comprender mejor el proceso por el que debe pasar el vehículo:

  • Valor de mercado o valor de reposición: Es el valor de compra del coche, inmediatamente antes del siniestro. Es decir, lo que un tercero estaría dispuesto a pagar por el vehículo en el instante anterior al siniestro.
  • Valor venal: Es el valor de venta del coche en el momento anterior a producirse el siniestro.
  • Valor a nuevo: Es el precio de venta al público (PVP) del modelo del coche en estado nuevo según el concesionario o fabricante. Esto comprende el valor equivalente a la equipación de serie de dicho modelo. Además, en caso de no existir el modelo exacto con el que calcular dicho valor, se tomará un modelo con similares características para proceder a tasarlo (nueva versión, modelo similar de otra marca, etc.).
  • Valor de afección: La suma del valor venal y un porcentaje no superior al 30%. Este valor se suele aplicar cuando el vehículo siniestrado no era culpable.

Cuándo un vehículo se considera en siniestro total

Al sufrir algún tipo de percance, como colisión, accidente de tráfico, vandalismo, robo, inundación o una avería importante, un vehículo puede quedar técnicamente inservible. Cuando esto sucede, la aseguradora puede valorar el daño sufrido y determinar si el vehículo no puede ser reparado, o su reparación supone un coste inasumible o un peligro potencial para el usuario. En dicho caso, el vehículo se declarará en siniestro total.

Cuando un coche o vehículo es sustraído, equivale a un siniestro total en pleno derecho. En cuyo caso, la aseguradora procederá a indemnizar al usuario conforme a la póliza contratada.

Principales causas de siniestro total de un vehículo

Como ya hemos explicado, existen numerosos motivos por los que un vehículo pueda sufrir un siniestro total. Sin embargo, hemos recopilado algunos de los motivos más habituales.

Pérdida total por incendio del vehículo

En ocasiones los vehículos sufren incendios debido a múltiples causas, como la cercanía a un accidente de terceros, a vandalismo o por error del propio vehículo en sí. En estos casos, la peritación del vehículo suele arrojar un coste por reparación muy elevado, llegando en algunas ocasiones incluso a superar el valor del propio vehículo. La aseguradora suele declarar la pérdida total del vehículo, procediendo a la correspondiente indemnización del usuario.

Pérdida total por inundación del vehículo

La pérdida por inundación es también una de las más habituales. Ya sea por barriadas, crecidas imprevistas de ríos colindantes, lluvias torrenciales, o por otros desastres naturales, resulta frecuente encontrar vehículos dañados de manera irreversible.

Siniestro total por accidente de tráfico

El caso más habitual de siniestro declarado como pérdida total del vehículo es sin duda alguna, el accidente de tráfico. Es habitual declararlo cuando el coste de la reparación supone un importe mayor al 75% del valor venal del vehículo.

Esto adquiere especial importancia en el caso de los vehículos nuevos asegurados a todo riesgo. En este supuesto lo habitual es indemnizar al usuario por el «valor a nuevo» durante los primeros 2 o 3 años desde la fecha 1ª matriculación.

Qué es un siniestro total o pérdida total del vehículo - Berribide Correduría de Seguros

Qué hacer con un vehículo declarado siniestro total

En caso de disponer de un seguro a todo riesgo para coche o tu vehículo siniestrado, la aseguradora te indemnizará según lo disponga en la póliza. Se habrá de proceder a dar de baja del registro al vehículo siniestrado. Puesto que la ley vigente impide a un usuario particular la venta de un vehículo siniestrado por piezas para evitar riesgos potenciales, es conveniente contar con los servicios de empresas destinadas a dicho proceso. El propio desguace habrá de proceder a realizar el despiece del coche previo traspaso de titularidad.

Mediante el certificado de destrucción del vehículo, se prevén posibles responsabilidades si el vehículo se emplease para cometer algún delito o acto vandálico. Este documento es un requisito para la solicitud de la indemnización por siniestro total, por parte de la aseguradora.

Qué es un siniestro total o pérdida total del vehículo - Berribide Correduría de Seguros

Conclusión

Como has podido comprobar, en caso de vehículos nuevos siempre es mejor contar con un seguro a todo riesgo para nuestros vehículos o un Terceros completo donde se incluya la garantía de Pérdida total. De esta manera, el impacto económico del accidente suele ser mínimo.

Esperamos que nuestro artículo te haya resultado útil. Tan solo nos queda recordarte que puedes confiarnos tu seguridad y la de los tuyos a Berribide Correduría de Seguros.

Te esperamos en nuestro próximo artículo. ¡Hasta pronto!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.